Acoso sexual y mujeres migradas

Os dejamos el material realizado por Mujeres con voz y Sortzen. Al final de la pagina encontraréis el enlace de descarga

Estudio cuantitativo sobre la percepción del acoso sexual por parte de las mujeres migradas en el País Vasco.

El acoso sexual es una forma de violencia sexista aunque, como en otras de las manifestaciones de esta violencia, no siempre es percibido claramente por las mujeres que lo enfrentan; su intensidad puede variar, puede presentarse de forma gradual y combinarse con otras formas de desprecio y malos tratos para crear un ambiente hostil a las mujeres que trabajan en el ámbito doméstico como empleadas de hogar, de forma externa o interna. Además del ambiente hostil negado o minimizado por las y los empleadores, el acoso sexual puede concretarse, para algunas de las empleadas de hogar, en amenazas contra sus condiciones de trabajo, su estabilidad laboral e incluso su integridad personal.

 

Un problema añadido al acoso sexual en el ámbito laboral de las empleadas de hogar es su falta de visibilidad social. Cuando se reconoce, se circunscribe a sus expresiones más graves o extremas, lo que oculta o justifica los casos de acoso leve que son los que, precisamente, van creando un acoso sexual ambiental que genera malestares, estrés, bajas laborales, y en general, un ambiente laboral de hostilidad hacia las empeladas de hogar.

 

La percepción subjetiva de las mujeres que enfrentan estas conductas juega un papel importante para su reconocimiento como un problema; ponerle nombre, cuestionarlo, darle la consideración de violencia… es el camino para ir enfrentándola de mejor manera a la vez que se crea una conciencia social sobre la existencia y gravedad de este problema.

 

Con las premisas anteriores, Sortzen y Mujeres con Voz, desarrollamos este trabajo, que es una continuación de la investigación y sensibilización sobre el acoso sexual a las trabajadoras de hogar migrantes que empezó en 2010. Si en aquel entonces empezábamos esta andadura con un estudio cualitativo[1], en esta ocasión hemos querido indagar la magnitud de esta problemática, midiendo la percepción de las mujeres migradas que trabajan como empleadas de hogar a través de un cuestionario.

 

Para lograr hacer realidad esta visión cuantitativa sobre el acoso sexual y las mujeres migradas que trabajan como empleadas de hogar, hemos contado con la inapreciable colaboración de 12 asociaciones de mujeres, de mujeres migradas o entidades que trabajan con mujeres en general y mujeres migradas en particular. A través de estas asociaciones hemos llegado a las 122 mujeres cuyas voces dan sentido a estas páginas.

 

Agradecemos enormemente el esfuerzo de todas estas entidades así como el apoyo de Emakunde para realizar este trabajo. Y por supuesto, a las mujeres encuestadas por compartir su visión y su experiencia. Sin ellas, estas páginas no habrían sido posibles.

 

 

Equipo de trabajo:

Norma Vázquez, con la colaboración de Beatriz Ramírez en el trabajo de documentación, y de Miriam Herbón y Luciana Davies en la realización del trabajo de campo.

[1] Agresiones sexuales, como se viven, cómo se entienden y cómo se atienden. Ver

Bibliografía.

Enlace de descarga:

Informe acoso sexual definitivo CAS

¿Quieres compartir?Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someoneShare on LinkedIn

Deja un comentario